Jabón de aloe vera

Este es uno de los jabones más tradicionales y conocidos. Se trata de un jabón formulado con aceites de oliva y coco y manteca de karité. Además, lleva una buena cantidad de aloe vera.
El aloe vera es un ingrediente excelente para cualquier tipo de piel. Es un importante regenerador celular que ayuda a combatir el envejecimiento de la piel, mejorando su aspecto y elasticidad.
Al poseer propiedades regenerativas, ayuda a cicatrizar heridas o quemaduras de la piel; por lo que lo hacen un excelente aliado para pieles maduras.
Además tiene propiedades antisépticas que ayudan a combatir el acné y a prevenir infecciones; por otro lado, sus cualidades astringentes ayudan a regular la grasa y a evitar los brillos de la piel; por tanto todos estos aspectos hacen de este jabón una maravillosa opción para pieles grasas y acnéicas.
Si queréis saber más sobre las maravillas del aloe vera, os recomiendo visitar este enlace de Aloe y salud, y en general el blog entero.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
167g agua
60g aloe vera en la traza

Jabón de pepino y arcilla verde

Hola!! Hoy os traigo un jabón nuevo que, además de nutrir e hidratar la piel en profundidad, el pepino y la arcilla verde le proporcionan más propiedades como las que veremos a continuación…
  • Pepino: es rico en vitaminas A, C y E y otros minerales; por lo que es una opción ideal para rehidratar y nutrir la piel, tanto por el paso del tiempo como por las agresiones externas. Hace que la piel se vuelva más tersa y es un estupendo astringente, emoliente, antiinflamatorio, antigrasa y refrescante. Por tanto, el pepino es tan bueno en pieles grasas y con acné (ayuda a cerrar los poros de la piel, impidiendo que entren microorganismos) que en pieles con arrugas y manchas, ya que ayuda a regenerar el colágeno y la elastina. Podríamos decir que el pepino es buenísimo para todo tipo de pieles.
  • Arcilla verde: es considerada una arcilla multiusos, adecuada para cualquier tipo de piel. Es purificante y antibacteriana, limpia la piel en profundidad y le brinda elasticidad a la piel. Contiene una gran cantidad de minerales y al ser tan purificante y desintoxicante, es muy eficaz en la piel grasa o mixta. Mejora el aspecto de la piel y ayuda a evitar la aparición de arrugas.

Por tanto este jabón es uno de mis favoritos 🙂

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g pepino triturado congelado (a la hora de triturarlo, es posible que necesites echarle un poco de agua)
2 cucharadas soperas de arcilla verde en la traza

Jabón de avena y miel

En los últimos años, la avena ha ido ganando popularidad y actualmente se le considera como una de los mejores remedios naturales para diversos problemas: eccema, psoriasis, acné, irritaciones…
Si junto a la avena le añadimos miel, el remedio natural y ancestral por excelencia, ¿qué obtenemos? Pues una maravilla de jabón como este.
Perfumado con aceite esencial de ylang-ylang; que es un excelente relajante y calmante, este jabón es la mejor opción para tratar pieles secas y con problemas.
La avena es eficaz desde el acné (eliminando células muertas e impurezas) hasta problemas de irritaciones gracias a su gran acción calmante. Es sobre todo ideal para pieles sensibles y resecas. Rica e proteínas, mantiene intacta la estructura celular. Tiene un gran efecto limpiador que ayuda a hidratar y suavizar la piel, a la vez que reduce las inflamaciones.
La miel es calmante, cicatrizante, humectante y nutritiva. Además posee propiedades antibacterianas, lo que ayuda a reducir el acné. Al ser desinfectante, ayuda a restablecer el equilibrio de la piel ante la aparición de pequeñas heridas o infecciones. Al ser humectante, atrae y retiene la humedad en la piel, por lo que hace que esta se mantenga joven, suave, luminosa y llena de vitalidad.
Estos dos ingredientes juntos aportan luminosidad, ayudan a limpiar los poros y a activar la renovación celular.
Al llevar aceite de oliva como todos mis jabones, es un perfecto antioxidante de la piel, con lo que ayuda a reducir las arrugas. Pronto haré una entrada en la que hable de los beneficios de los aceites base en los jabones.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g leche de avena congelada
1 cucharada de miel (pura, no de supermercado) en la traza

Jabón de “glicerina”… ¿es posible?

Hola!! Hoy quería hablar de algo que tenía pendiente desde hace tiempo: los jabones de “glicerina”. Y es que me gustaría aclarar unos cuantos aspectos sobre el tema:

1. El jabón de glicerina es mejor, porque se hace sin sosa y por tanto es menos abrasivo. 

Nooo…!! Cualquier jabón (y digo jabón) necesita hacerse con un álcali, los cuales pueden ser sosa (NaOH), potasa (KOH) o ceniza. Sólo así vamos a conseguir un jabón de verdad (no estamos hablando ahora de detergentes ni similares). La glicerina (aunque ya está presente en las grasas, puesto que se componen de triglicéridos, que no son más que ácidos grasos y glicerol, es decir, glicerina) es un compuesto que surge al producirse la saponificación: el jabón queda por un lado y por otro queda la glicerina, como un subproducto (que no queda separado del jabón, sino incluido en él). Para saber más sobre la glicerina y su composición, pincha aquí. Industrialmente, en 1889 fue posible separar la glicerina del jabón mediante un lavado con sal, y es lo que se hace en la actualidad. Por tanto, comercialmente tenemos jabones sin glicerina, que es la encargada de humectar la piel; y la cual es vendida aparte para realizar otros productos cosméticos. Entre ellos, la base de glicerina para hacer jabones…….. o no??

2. La base de glicerina (melt & pour) sólo está hecha con glicerina y por eso es más suave y natural que un jabón de sosa.

Aquí es donde está el mayor error de todos. La glicerina es un subproducto del jabón, pero NO es jabón. Es un compuesto líquido hidratante, pero NO es jabón. Por tanto, no puede hacer espuma.

¿Y entonces, por qué los jabones con base de glicerina hacen espuma y lavan? La respuesta es muy sencilla… Las “bases de glicerina” llevan un poco de glicerina (15-20%), sí, para hidratar; pero principalmente se componen de detergentes, tensioactivos y agentes espumantes que se alejan mucho de ser naturalesPincha aquí para saber más. Además, los jaboneros sabemos lo que cuesta refundir un jabón; en cambio la base de “glicerina” se funde perfectamente… gracias a todos esos otros ingredientes que lleva.

Algunos de los ingredientes más comunes en una base de glicerina son los siguientes… Aqua, Glycerin, Sodium Stearate, Sorbitol, Sodium Laurate, Propylene Glycol, Sodium Laureth Sulfate, Sodium Chloride, Sodium Lauryl Sulfate, Stearic Acid, Lauric Acid, Pentasodium, Pentetate, Tetrasodium Etidronate.

Y como digo, de este tipo son la mayoría de bases de glicerina.

En cambio, hay otras bases que no llevan detergentes ni cosas raras, como esta de Stephenson disponible en cremas caseras shop o en de gran velada.

Por otro lado, sí es posible hacer jabón transparente sin todos esos aditivos: basta con hacerlo con alcohol, glicerina y azúcar, entre otros ingredientes naturales. Por ejemplo, os dejo dos enlaces:

Tutorial “La bombolla del Arc Iris”

Video-tutorial de Iñaki – La Despensa del Jabón

No os dejéis engañar!!!

Fuentes:

http://www.ajedrea.com/blog/96-desmontando-mitos-el-jabon-de-glicerina

http://manualidades.innatia.com/c-jabon-de-glicerina/a-glicerina.html

http://www.botanical-online.com/glicerina.htm#

https://es.wikipedia.org/wiki/Glicerol#Producci.C3.B3n_de_glicerol

https://www.facebook.com/notes/natuorganika-cosmetica-artesanal/los-jabones-artesanales-glicerina-o-aceites-vegetales/407318575961869

INCI de distintas bases de glicerina, por ejemplo https://www.thesoapkitchen.co.uk/acatalog/PDF-INCI-Listing-Clear-Melt-n-Pour-Soap-Base-2004.pdfhttps://www.thesoapkitchen.co.uk/acatalog/PDF-INCI-Listing-White-Melt-n-Pour-Soap-Base-2004.pdf, donde podemos ver los Sodium Laureth/Lauryl Sulfate, entre otros (es cierto que muchas bases no llevan SLSs, pero llevan otros productos que tampoco son naturales).

https://eljabonartesanal.com/bases-jabon-de-glicerina-/246-jabon-base-de-glicerina-blanca.html

http://www.atumanerajaboneas.com/bases-hechas/230-base-de-glicerina-cristal-stephenson.html

Jabón de cerveza y leche de cabra

Hola!! Tenía ganas de hacer un jabón especial, que fuese extra nutritivo, así que me puse a indagar y vi este modelo de jabón… Resulta ideal para pieles muy secas, desnutridas o descamadas por naturaleza o bien debido a agentes externos. Os dejo con las propiedades de esta maravilla!!
  • Cerveza. Aporta elasticidad y luminosidad, y una gran cantidad de minerales y vitaminas. Especialmente, contiene vitamina B, que ayuda a luchar contra la sequedad de la piel. Regenera y humidifica la piel, dejándola hidratada y nutrida.
  • Leche de cabra. Proporciona un jabón antiinflamatorio, antiarrugas, antibacteriano, suave, humectante profundo y antiacné. Pero lo que nos interesa es que la leche de cabra posee lípidos que hidratan la piel y previene la resequedad y el agrietamiento. Además, es rica en vitamina E. Ayuda, por tanto, a regenerar las células y a favorecer la hidratación de la piel.

Después le puse una fina línea de café para decorarlo 🙂

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
223g cerveza y leche de cabra a partes iguales, congeladas

Jabón de higos y miel

Os presento un nuevo jabón de higos y miel!! Aproveché la temporada para hacerlo 🙂 Aparte de llevar aceites de oliva, coco y manteca de karité como grasas saponificadas, este jabón lleva un puré muy concentrado de higos y una generosa cantidad de miel. ¿Qué le aporta esto al jabón?
  • Miel: contiene múltiples vitaminas, minerales y aminoácidos, además de ser antioxidante (disminuye las arrugas). Es muy humectante, por lo que atrae y retiene la humedad natural de la piel, dejándola suave, luminosa y llena de vitalidad. Es también cicatrizante, antimicrobiano y desinfectante, ideal también para pieles irritadas o dañadas e incluso para el acné.
  • Higos: tienen propiedades protectoras, calmantes, antiinflamatorias y cicatrizantes. Además es muy emoliente y nutritivo, contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas.
Por eso, los higos con la miel hacen un jabón ideal para todo tipo de pieles: desde pieles desnutridas y deshidratadas hasta pieles con acné.
Además, tiene algunas de las pepitas de los higos que harán una exfoliación suave y le aportará más luminosidad a tu piel.
Pruébalo!!
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g agua + puré de higos congelado

Jabón de sal

Estos son jabones de sal, formulados con aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, agua, NaOH y sal.
Y la sal…. para qué? La sal marina es purificante, estimulante y activa la circulación. Es cicatrizante, bactericida y le aporta humedad a la piel dejándola suave e hidratada; lo que hace un jabón ideal para pieles irritadas.
Ayuda a eliminar células muertas y limpia en profundidad, lo cual hace un jabón estupendo para la piel mixta, grasa o acnéica.
A pesar de su aspecto y textura tan robusta, es un jabón extremadamente suave que realiza una exfoliación muy débil, por lo que es adecuado para todo tipo de pieles.
Aromatizado con té blanco sin alérgenos y 100% natural 🙂

 

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g agua
300g sal

Jabón de leche de coco

La leche de coco es un rehidratante natural ya que contiene sales y minerales como el zinc, el cobre, el potasio y el hierro, además de vitaminas del grupo A, B y E. Tiene un gran poder suavizante y lucha activamente contra las arrugas.

La leche de coco regenera la epidermis y estimula la producción de colágeno gracias al ácido láctico que contiene y aporta propiedades muy hidratantes, proporcionando elasticidad a la piel, dejándola hidratada, nutrida y suave.

Podemos emplearlo para el pelo, en el caso de que nuestro cabello tenga tendencia grasa. Sus propiedades astringentes hará que nuestro cuero cabelludo encuentre su equilibrio y se elimine el exceso de grasa.
De igual manera, si el uso que le vamos a dar es para la piel, este jabón resulta ideal para pieles con tendencia también grasa.
Hecho con aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, NaOH, leche de coco, cacao (para dar color) y fragancia natural.
Es ideal para todas las pieles, pero puede indicarse especialmente para las pieles maduras o grasas.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g leche de coco congelada
Cacao en polvo para darle color

Jabón de limón y aloe vera

Estos ingredientes son indispensables para la regeneración dermatológica, para mantenerla sana, hidratada y luminosa. Limpia y protege la piel frente a factores ambientales externos (frío, calor, sol y viento).

Indicado para piel grasa o mixta, conseguirá en tu piel reducir los brillos y mejorará la firmeza. Es un gran regenerador celular que ayuda a cicatrizar las heridas o quemaduras de la piel. La mezcla de ambos ingredientes aportan al jabón propiedades antisépticas que ayudan a prevenir infecciones y combatir el acné; sus cualidades astringentes permiten regular la grasa. Mejora la hidratación y el estado de nuestra piel. Posee propiedades antisépticas, antiinflamatorias y regeneradoras de la piel, ya que puede acelerar el proceso de recuperación de la piel dañada.
 
Está cortado de tal manera que las ondas permiten masajear tu piel según te enjabonas.
Y de verdad lleva esos ingredientes??? Siiiii, esas manchitas naranjas son las hebras del zumo de limón que también han querido formar parte de este estupendo jabón. Natural!!

 

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
180g agua
47g zumo de limón + aloe vera

Jabón de neem y yogur

Aceite de oliva, aceite de coco, aceite de neem, sosa, agua, aceites esenciales (lavanda, árbol del té y naranja) y…. yogur griego??

Siii! El yogur ayuda a restaurar la flora natural de la piel y combate los hongos y levaduras. Además de ser calmante y refrescante, tiene muchas propiedades nutritivas. Es rico en lactosa, proteínas, lípidos, vitamina A y vitaminas del grupo B. Es utilizado como principio activo en muchas formulaciones cosméticas gracias a su poder acondicionador de la piel y regenerador celular.
 
Por su parte, el aceite de neem tiene excelentes propiedades antibacterianas, antifúngicas, antiinflamatorias, nutritivas y emolientes, es recomendado para pieles con problemas (acné, hongos -pie de atleta, candidiasis…-, psoriasis, dermatitis, etc).
Todo esto, sumado a la acción antiséptica, desodorante y fungicida de los aceites esenciales, hacen un jabón ideal para la psoriasis, la higiene íntima o incluso la dermatitis, ya que los aceites utilizados en su elaboración, junto con un sobreengrasado del 9% producen un jabón altamente nutritivo.
600g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
30g aceite de neem
33g manteca de karité
100g sosa cáustica
234g agua
1 yogur griego natural