Desodorante con mineral de alumbre

Hola!! Conoces ya los beneficios de los desodorantes naturales?? Los desodorantes naturales no son antitranspirantes, es decir que se puedes sudar pero no oler. Por lo que no bloquean las toxinas causantes del mal olor y dejan que estas salgan al exterior. Entonces, nuestro desodorante permitirá absorber el sudor (que no es más que agua y toxinas, inoloro) a la vez que sus propiedades antibacterianas eliminan a esas bacterias causantes del mal olor.
Este desodorante en concreto lleva los siguientes ingredientes:
  • Aceite de coco: es antibacteriano, por lo que ayuda a combatir los hongos causantes del mal olor que aparece en las axilas después de sudar.
  • Manteca de cacao: es un gran neutralizador de olores, y además le da consistencia y suavidad a la mezcla.
  • Harina de maíz: absorbe la humedad y también proporciona suavidad.
  • Bicarbonato de sodio: bloquea el mal olor y previene el crecimiento de bacterias. Además, al ser blanqueante, puede eliminar manchas oscuras causadas por la depilación frecuente.
  • Mineral de alumbre: es una sal cristalizada con propiedades cicatrizantes y bactericidas; muy respetuoso con las pieles más sensibles.
  • Aceites esenciales: lavanda, árbol del té, menta y eucalipto. Todos ellos son también antibacterianos, cicatrizantes, antisépticos… Y van a proporcionar una propiedad desodorante extra.
Para aplicarlo, basta con coger una pequeña cantidad (como un guisante) y masajear las axilas por unos segundos hasta su completa absorción.

Jabón de higos y miel

Os presento un nuevo jabón de higos y miel!! Aproveché la temporada para hacerlo 🙂 Aparte de llevar aceites de oliva, coco y manteca de karité como grasas saponificadas, este jabón lleva un puré muy concentrado de higos y una generosa cantidad de miel. ¿Qué le aporta esto al jabón?
  • Miel: contiene múltiples vitaminas, minerales y aminoácidos, además de ser antioxidante (disminuye las arrugas). Es muy humectante, por lo que atrae y retiene la humedad natural de la piel, dejándola suave, luminosa y llena de vitalidad. Es también cicatrizante, antimicrobiano y desinfectante, ideal también para pieles irritadas o dañadas e incluso para el acné.
  • Higos: tienen propiedades protectoras, calmantes, antiinflamatorias y cicatrizantes. Además es muy emoliente y nutritivo, contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas.
Por eso, los higos con la miel hacen un jabón ideal para todo tipo de pieles: desde pieles desnutridas y deshidratadas hasta pieles con acné.
Además, tiene algunas de las pepitas de los higos que harán una exfoliación suave y le aportará más luminosidad a tu piel.
Pruébalo!!
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g agua + puré de higos congelado

Jabón de sal

Estos son jabones de sal, formulados con aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, agua, NaOH y sal.
Y la sal…. para qué? La sal marina es purificante, estimulante y activa la circulación. Es cicatrizante, bactericida y le aporta humedad a la piel dejándola suave e hidratada; lo que hace un jabón ideal para pieles irritadas.
Ayuda a eliminar células muertas y limpia en profundidad, lo cual hace un jabón estupendo para la piel mixta, grasa o acnéica.
A pesar de su aspecto y textura tan robusta, es un jabón extremadamente suave que realiza una exfoliación muy débil, por lo que es adecuado para todo tipo de pieles.
Aromatizado con té blanco sin alérgenos y 100% natural 🙂

 

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g agua
300g sal

Jabón de leche de coco

La leche de coco es un rehidratante natural ya que contiene sales y minerales como el zinc, el cobre, el potasio y el hierro, además de vitaminas del grupo A, B y E. Tiene un gran poder suavizante y lucha activamente contra las arrugas.

La leche de coco regenera la epidermis y estimula la producción de colágeno gracias al ácido láctico que contiene y aporta propiedades muy hidratantes, proporcionando elasticidad a la piel, dejándola hidratada, nutrida y suave.

Podemos emplearlo para el pelo, en el caso de que nuestro cabello tenga tendencia grasa. Sus propiedades astringentes hará que nuestro cuero cabelludo encuentre su equilibrio y se elimine el exceso de grasa.
De igual manera, si el uso que le vamos a dar es para la piel, este jabón resulta ideal para pieles con tendencia también grasa.
Hecho con aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, NaOH, leche de coco, cacao (para dar color) y fragancia natural.
Es ideal para todas las pieles, pero puede indicarse especialmente para las pieles maduras o grasas.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g leche de coco congelada
Cacao en polvo para darle color

Jabón de cerveza

Uno de los favoritos, tanto por su cremosidad como por la espuma tan suave que produce.

La cerveza es rica en vitaminas; especialmente en vitamina B, que nutre e hidrata nuestra piel ayudando a luchar contra la sequedad de ésta. También contiene potasio, fósforo, minerales y aminoácidos. Desde la antigüedad la cerveza ha sido utilizada por las mujeres como remedio cosmético para rejuvenecer la piel, darle la elasticidad y ayudar a prevenir las arrugas.
Ayuda a regenerar y humidificar la piel muy seca e irritada y a la vez posee propiedades depurativas, por lo cual este jabón también es apto para las pieles con exceso de grasa.
Además, la cerveza tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes, lo que reduce la secrección sebácea de la piel mejorando los síntomas de las pieles con acné.
El resultado es un jabón nutritivo, hidratante, que protege el pH de la piel y lucha contra el envejecimiento de ésta; muy espumoso y suave e ideal para cualquier tipo de piel: grasa, seca, madura y normal.
Aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, NaOH y cerveza. Nada más!!! (Sobreengrasado 8%)
100% natural!!
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g cerveza fría o congelada, previamente la habremos quitado el alcohol (hirviéndola) y la espuma (batiéndola)

Jabón de limón y aloe vera

Estos ingredientes son indispensables para la regeneración dermatológica, para mantenerla sana, hidratada y luminosa. Limpia y protege la piel frente a factores ambientales externos (frío, calor, sol y viento).

Indicado para piel grasa o mixta, conseguirá en tu piel reducir los brillos y mejorará la firmeza. Es un gran regenerador celular que ayuda a cicatrizar las heridas o quemaduras de la piel. La mezcla de ambos ingredientes aportan al jabón propiedades antisépticas que ayudan a prevenir infecciones y combatir el acné; sus cualidades astringentes permiten regular la grasa. Mejora la hidratación y el estado de nuestra piel. Posee propiedades antisépticas, antiinflamatorias y regeneradoras de la piel, ya que puede acelerar el proceso de recuperación de la piel dañada.
 
Está cortado de tal manera que las ondas permiten masajear tu piel según te enjabonas.
Y de verdad lleva esos ingredientes??? Siiiii, esas manchitas naranjas son las hebras del zumo de limón que también han querido formar parte de este estupendo jabón. Natural!!

 

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
180g agua
47g zumo de limón + aloe vera

Jabón de neem y yogur

Aceite de oliva, aceite de coco, aceite de neem, sosa, agua, aceites esenciales (lavanda, árbol del té y naranja) y…. yogur griego??

Siii! El yogur ayuda a restaurar la flora natural de la piel y combate los hongos y levaduras. Además de ser calmante y refrescante, tiene muchas propiedades nutritivas. Es rico en lactosa, proteínas, lípidos, vitamina A y vitaminas del grupo B. Es utilizado como principio activo en muchas formulaciones cosméticas gracias a su poder acondicionador de la piel y regenerador celular.
 
Por su parte, el aceite de neem tiene excelentes propiedades antibacterianas, antifúngicas, antiinflamatorias, nutritivas y emolientes, es recomendado para pieles con problemas (acné, hongos -pie de atleta, candidiasis…-, psoriasis, dermatitis, etc).
Todo esto, sumado a la acción antiséptica, desodorante y fungicida de los aceites esenciales, hacen un jabón ideal para la psoriasis, la higiene íntima o incluso la dermatitis, ya que los aceites utilizados en su elaboración, junto con un sobreengrasado del 9% producen un jabón altamente nutritivo.
600g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
30g aceite de neem
33g manteca de karité
100g sosa cáustica
234g agua
1 yogur griego natural

Jabón de caléndula y manzanilla

Este jabón está especialmente indicado para pieles sensibles y delicadas, incluso para la piel de los bebés.
La caléndula regenera la piel ,actúa contra las bacterias y hongos ayuda a tratar el acné, las rojeces de la piel, estrías, forúnculos, heridas… está planta es un remedio natural para mantener sana la piel.
La manzanilla es anti-inflamatoria; sirve para descongestionar la piel, calmar irritaciones …tiene propiedades antimicrobianas y fungicidas.
Es decir que tenemos un jabón antiinflamatorio, antiséptico, astringente, antibacteriano, fungicida; hidratante, calmante, emoliente, suavizante, tonificante y regenerador.
Este jabón limpia muy cuidadosamente, produciendo una espuma muy suave que aporta hidratación y nutrición incluso a las pieles más complicadas y delicadas.
Es ideal para bebés debido a la gran suavidad que aporta al estar formulado con un sobreengrasado (aceite libre sin saponificar) del 10%, aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, agua, NaOH, caléndula y manzanilla (oleatos e infusiones).
Ideal para pieles sensibles o con acné, eccemas, psoriasis, abcesos y dermatitis.
La imagen puede contener: comida
602g aceite de orujo de oliva con maceración de caléndula y manzanilla
103g aceite de coco
33g manteca de karité
95g sosa cáustica >96% pureza
221g infusión congelada de caléndula y manzanilla

Jabón de Barros del mar Muerto

Y esto… son trocitos de mármol?? Pues noooo!! Jaajaja son jabones con barros del Mar  Muerto.

El agua del Mar Muerto contiene 21 minerales distintos, entre los que se encuentran el magnesio, calcio, bromo y potasio, y algunos otros que no se encuentran en ningún otro de nuestros mares. Estas sales minerales poseen efectos relajantes, anti-alérgicos, calmantes, hidratantes y supernutritivos, y además de contribuir a fortalecer nuestro organismo, revitalizan el tejido celular de la piel.
Limpian la piel de forma profunda y la nutren con sus compuestos minerales, actuando como un excelente rejuvenecedor, antiarrugas, antiseborreico, anticelulítico, exfoliante, revitalizador, célulo regenerador, regulador circulatorio, y reenergizante.
Atenúan los signos de expresión, puesto que los barros del Mar Muerto revitalizan el tejido celular de la piel: entre sus múltiples propiedades está la prevención de varias enfermedades, con resultados óptimos para el tratamiento de alteraciones cutáneas como psoriasis, eczemas, dermatitis, acné, rosácea y seborrea, ya que tiene cualidades mineralizantes, calmantes e hidratantes.
Gracias a su gran poder limpiador, actúa eliminando toxinas y células muertas. No sólo la purifican, sino que también consiguen nutrir la epidermis con un aporte extra de sales minerales que resulta un perfecto antiarrugas para pieles desvitalizadas. Mejora las pieles grasas y con problemas, pues consigue extraer el exceso de grasa y evitar la formación de espinillas y puntos negros. Por su alto contenido en zinc, ayuda a la cicatrización de las heridas, y previenen brotes de acné y dermatitis.
Todo un lujo para tu piel, y 100% natural!!
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g agua
Dos cucharadas de barros del mar Muerto, agregados en la traza

¿Qué son los radicales libres?

En muchas ocasiones, escuchamos frases como “este aceite protege contra los radicales libres”… pero, ¿exactamente qué son los radicales libres?
Los radicales libres son moléculas con un electrón libre o no apareado. Este radical libre reduce la eficacia celular y causa la acumulación de productos de deshecho en la célula; entonces, la acumulación de los mismos daña la membrana y otros componentes de la célula, acelerando así el proceso de envejecimiento.
Estos radicales se desarrollan por las radiaciones, el calor extremo, el humo del tabaco, los rayos UVA, los gases de los coches, las reacciones oxidantes y el metabolismo normal de la célula, entre otros.
Además, producen lipofuscina, producto graso que se acumula en las neuronas y en los músculos del corazón, hígado y tejido neuronal, coloreando las vísceras y disminuyendo su volumen. Aunque puede ser destruida por los antioxidantes como la superóxido dismutasa en la dieta y la vitamina E.

Aquí es donde entra la cosmética. En este campo (especialmente en la natural, ya que la cosmética comercial apenas incluye aceites); trabajamos con aceites ricos en vitamina E, por lo tanto, antioxidantes, que ayudan a proteger contra los radicales libres para así frenar un poco el proceso de envejecimiento y por tanto la aparición de arrugas.

... vera ayuda a eliminar los radicales libres del organismo | Asocialoe