Jabón de pepino y arcilla verde

Hola!! Hoy os traigo un jabón nuevo que, además de nutrir e hidratar la piel en profundidad, el pepino y la arcilla verde le proporcionan más propiedades como las que veremos a continuación…
  • Pepino: es rico en vitaminas A, C y E y otros minerales; por lo que es una opción ideal para rehidratar y nutrir la piel, tanto por el paso del tiempo como por las agresiones externas. Hace que la piel se vuelva más tersa y es un estupendo astringente, emoliente, antiinflamatorio, antigrasa y refrescante. Por tanto, el pepino es tan bueno en pieles grasas y con acné (ayuda a cerrar los poros de la piel, impidiendo que entren microorganismos) que en pieles con arrugas y manchas, ya que ayuda a regenerar el colágeno y la elastina. Podríamos decir que el pepino es buenísimo para todo tipo de pieles.
  • Arcilla verde: es considerada una arcilla multiusos, adecuada para cualquier tipo de piel. Es purificante y antibacteriana, limpia la piel en profundidad y le brinda elasticidad a la piel. Contiene una gran cantidad de minerales y al ser tan purificante y desintoxicante, es muy eficaz en la piel grasa o mixta. Mejora el aspecto de la piel y ayuda a evitar la aparición de arrugas.

Por tanto este jabón es uno de mis favoritos 🙂

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g pepino triturado congelado (a la hora de triturarlo, es posible que necesites echarle un poco de agua)
2 cucharadas soperas de arcilla verde en la traza