Bálsamo para barbas

La cosmética natural no es sólo cosa de mujeres! También hay muchos hombres que necesitan sus productos de cosmética para cuidar su piel y cabello 😉 En este caso, hablaremos de un bálsamo para las barbas más frondosas, que va a ayudar a suavizaras, nutrirlas y mantenerlas sanas. Vamos con los ingredientes!

  • Aceite de ricino. Estimula la regeneración y crecimiento del cabello, haciendo que crezca más sano y fuerte.
  • Aceite de coco. Protege, nutre y suaviza. Penetra en profundidad y evita que las agresiones externas dañen las fibras capilares.
  • Manteca de karité. Al igual que los anteriores, protege de las agresiones externas, nutre en profundidad y suaviza.
  • Cera de abejas. Al tratarse de un bálsamo, este preparado no lleva fase acuosa; sino que se trata de una mezcla oleosa la cual se va a endurecer gracias a la cera de abejas. Pero no sólo eso, la cera de abejas ayuda también a proteger las fibras capilares de las agresiones externas,  las impermeabiliza y favorece que el resto de aceites penetren más en profundidad. En caso de ser vegano, se puede sustituir la cera de abejas por otra cera vegetal (candelilla, carnauba, soja…)

IMG_20170707_130948

Y aquí la receta:

  • 5 Aceite de ricino
  • 10 Aceite de coco
  • 15 Manteca de karité
  • 8 Cera de abeja

Su aplicación es muy sencilla: después de la ducha o lavado, secar la barba y aplicar el bálsamo. A continuación, peinar suavemente y no aclarar.

 

Nos vemos en el próximo post!! 🙂

Anuncios

Jabón de aloe vera

Este es uno de los jabones más tradicionales y conocidos. Se trata de un jabón formulado con aceites de oliva y coco y manteca de karité. Además, lleva una buena cantidad de aloe vera.
El aloe vera es un ingrediente excelente para cualquier tipo de piel. Es un importante regenerador celular que ayuda a combatir el envejecimiento de la piel, mejorando su aspecto y elasticidad.
Al poseer propiedades regenerativas, ayuda a cicatrizar heridas o quemaduras de la piel; por lo que lo hacen un excelente aliado para pieles maduras.
Además tiene propiedades antisépticas que ayudan a combatir el acné y a prevenir infecciones; por otro lado, sus cualidades astringentes ayudan a regular la grasa y a evitar los brillos de la piel; por tanto todos estos aspectos hacen de este jabón una maravillosa opción para pieles grasas y acnéicas.
Si queréis saber más sobre las maravillas del aloe vera, os recomiendo visitar este enlace de Aloe y salud, y en general el blog entero.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
167g agua
60g aloe vera en la traza

Jabón de pepino y arcilla verde

Hola!! Hoy os traigo un jabón nuevo que, además de nutrir e hidratar la piel en profundidad, el pepino y la arcilla verde le proporcionan más propiedades como las que veremos a continuación…
  • Pepino: es rico en vitaminas A, C y E y otros minerales; por lo que es una opción ideal para rehidratar y nutrir la piel, tanto por el paso del tiempo como por las agresiones externas. Hace que la piel se vuelva más tersa y es un estupendo astringente, emoliente, antiinflamatorio, antigrasa y refrescante. Por tanto, el pepino es tan bueno en pieles grasas y con acné (ayuda a cerrar los poros de la piel, impidiendo que entren microorganismos) que en pieles con arrugas y manchas, ya que ayuda a regenerar el colágeno y la elastina. Podríamos decir que el pepino es buenísimo para todo tipo de pieles.
  • Arcilla verde: es considerada una arcilla multiusos, adecuada para cualquier tipo de piel. Es purificante y antibacteriana, limpia la piel en profundidad y le brinda elasticidad a la piel. Contiene una gran cantidad de minerales y al ser tan purificante y desintoxicante, es muy eficaz en la piel grasa o mixta. Mejora el aspecto de la piel y ayuda a evitar la aparición de arrugas.

Por tanto este jabón es uno de mis favoritos 🙂

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g pepino triturado congelado (a la hora de triturarlo, es posible que necesites echarle un poco de agua)
2 cucharadas soperas de arcilla verde en la traza

Jabón de avena y miel

En los últimos años, la avena ha ido ganando popularidad y actualmente se le considera como una de los mejores remedios naturales para diversos problemas: eccema, psoriasis, acné, irritaciones…
Si junto a la avena le añadimos miel, el remedio natural y ancestral por excelencia, ¿qué obtenemos? Pues una maravilla de jabón como este.
Perfumado con aceite esencial de ylang-ylang; que es un excelente relajante y calmante, este jabón es la mejor opción para tratar pieles secas y con problemas.
La avena es eficaz desde el acné (eliminando células muertas e impurezas) hasta problemas de irritaciones gracias a su gran acción calmante. Es sobre todo ideal para pieles sensibles y resecas. Rica e proteínas, mantiene intacta la estructura celular. Tiene un gran efecto limpiador que ayuda a hidratar y suavizar la piel, a la vez que reduce las inflamaciones.
La miel es calmante, cicatrizante, humectante y nutritiva. Además posee propiedades antibacterianas, lo que ayuda a reducir el acné. Al ser desinfectante, ayuda a restablecer el equilibrio de la piel ante la aparición de pequeñas heridas o infecciones. Al ser humectante, atrae y retiene la humedad en la piel, por lo que hace que esta se mantenga joven, suave, luminosa y llena de vitalidad.
Estos dos ingredientes juntos aportan luminosidad, ayudan a limpiar los poros y a activar la renovación celular.
Al llevar aceite de oliva como todos mis jabones, es un perfecto antioxidante de la piel, con lo que ayuda a reducir las arrugas. Pronto haré una entrada en la que hable de los beneficios de los aceites base en los jabones.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g leche de avena congelada
1 cucharada de miel (pura, no de supermercado) en la traza

Crema de peinar leave-in

Hola!!! Quiero compartir una receta de una crema de peinar leave in que formulé gracias a varias potingueras de la red, tras haber estudiado a fondo cada una de las fórmulas que ofrecían.

Esta crema es fantástica para pelos muy rizados como los míos, ya que los rizos producen un pelo muy seco.

En mi caso, tenía que ponerme la mascarilla para peinarme y dejármela puesta para que no se me resecase mucho el pelo, pero no acababa de secarse y me quedaba el pelo bastante raro.

Pero un buen día descubrí esta receta que ella misma publicó en Mendrulandia, y me lancé a probarla!!! Ahora no puedo dejar de usarla y me deja el pelo estupendo. Es muy hidratante, por lo que ayuda a que no se resequen las puntas y se puedan peinar mejor.

He modificado un poco a mi manera la receta original, dependiendo de los materiales que tenía disponible, pero en esencia es la misma.

  • Gel de lino 80%. Es muy hidratante y para los rizos es ideal. También se puede aplicar tal cual sobre las puntas para hidratarlas un poco más.
  • Glicerina 6%. Sirve para humectar y además dar cuerpo al cabello.
  • Aceite de ricino 3%. Fortalecedor, proporciona suavidad y un aspecto sano y brillante a nuestro cabello. Además, reduce y previene los daños que pueda sufrir.
  • Aceite de coco o monoï de Tahití 2,5%. Nutritivo y regenerador, pues tiene una alta capacidad de penetración y es muy afín con la fibra capilar; la rellena donde ha sido dañada, alisa las descamaciones y retiene su humedad. Resultado: cabello reparado, suave, sin enredos, hidratado y con más brillo. Además, protege y fortalece al cabello, pues evita que se rompa y se estropee con facilidad debido a agresiones externas.
  • Manteca de karité 2%. Es hidratante y regeneradora, ayuda a mantener las puntas bien nutridas. Otras veces uso manteca de mango, también puede utilizarse un 1% de ambas
  • Emulsionante (BTMS) 4%.
  • Conservante 2% (depende de la marca)
  • Aceites esenciales, aromas o fragancias 0.5%

Como veis, apenas lleva un 7.5% de aceites, pero es más que suficiente para nutrir el pelo sin apelmazarlo.

Como todo en este mundillo, no hay prácticamente nada expresamente “específico” para un tipo de piel/pelo u otros; pero sí hay ciertos materiales más adecuados para cada tipo.

Esta crema se puede usar en el pelo liso, aunque quizás no proporcione los mismos resultados. Dependerá sobre todo del nivel de sequedad que tenga el pelo y no tanto de su forma; pero como todo, cada persona es única y no a todos nos sirven las mismas cosas.

Jabón de cerveza y leche de cabra

Hola!! Tenía ganas de hacer un jabón especial, que fuese extra nutritivo, así que me puse a indagar y vi este modelo de jabón… Resulta ideal para pieles muy secas, desnutridas o descamadas por naturaleza o bien debido a agentes externos. Os dejo con las propiedades de esta maravilla!!
  • Cerveza. Aporta elasticidad y luminosidad, y una gran cantidad de minerales y vitaminas. Especialmente, contiene vitamina B, que ayuda a luchar contra la sequedad de la piel. Regenera y humidifica la piel, dejándola hidratada y nutrida.
  • Leche de cabra. Proporciona un jabón antiinflamatorio, antiarrugas, antibacteriano, suave, humectante profundo y antiacné. Pero lo que nos interesa es que la leche de cabra posee lípidos que hidratan la piel y previene la resequedad y el agrietamiento. Además, es rica en vitamina E. Ayuda, por tanto, a regenerar las células y a favorecer la hidratación de la piel.

Después le puse una fina línea de café para decorarlo 🙂

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
223g cerveza y leche de cabra a partes iguales, congeladas

Jabón de higos y miel

Os presento un nuevo jabón de higos y miel!! Aproveché la temporada para hacerlo 🙂 Aparte de llevar aceites de oliva, coco y manteca de karité como grasas saponificadas, este jabón lleva un puré muy concentrado de higos y una generosa cantidad de miel. ¿Qué le aporta esto al jabón?
  • Miel: contiene múltiples vitaminas, minerales y aminoácidos, además de ser antioxidante (disminuye las arrugas). Es muy humectante, por lo que atrae y retiene la humedad natural de la piel, dejándola suave, luminosa y llena de vitalidad. Es también cicatrizante, antimicrobiano y desinfectante, ideal también para pieles irritadas o dañadas e incluso para el acné.
  • Higos: tienen propiedades protectoras, calmantes, antiinflamatorias y cicatrizantes. Además es muy emoliente y nutritivo, contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas.
Por eso, los higos con la miel hacen un jabón ideal para todo tipo de pieles: desde pieles desnutridas y deshidratadas hasta pieles con acné.
Además, tiene algunas de las pepitas de los higos que harán una exfoliación suave y le aportará más luminosidad a tu piel.
Pruébalo!!
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g agua + puré de higos congelado

Jabón de sal

Estos son jabones de sal, formulados con aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, agua, NaOH y sal.
Y la sal…. para qué? La sal marina es purificante, estimulante y activa la circulación. Es cicatrizante, bactericida y le aporta humedad a la piel dejándola suave e hidratada; lo que hace un jabón ideal para pieles irritadas.
Ayuda a eliminar células muertas y limpia en profundidad, lo cual hace un jabón estupendo para la piel mixta, grasa o acnéica.
A pesar de su aspecto y textura tan robusta, es un jabón extremadamente suave que realiza una exfoliación muy débil, por lo que es adecuado para todo tipo de pieles.
Aromatizado con té blanco sin alérgenos y 100% natural 🙂

 

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g agua
300g sal

Jabón de leche de coco

La leche de coco es un rehidratante natural ya que contiene sales y minerales como el zinc, el cobre, el potasio y el hierro, además de vitaminas del grupo A, B y E. Tiene un gran poder suavizante y lucha activamente contra las arrugas.

La leche de coco regenera la epidermis y estimula la producción de colágeno gracias al ácido láctico que contiene y aporta propiedades muy hidratantes, proporcionando elasticidad a la piel, dejándola hidratada, nutrida y suave.

Podemos emplearlo para el pelo, en el caso de que nuestro cabello tenga tendencia grasa. Sus propiedades astringentes hará que nuestro cuero cabelludo encuentre su equilibrio y se elimine el exceso de grasa.
De igual manera, si el uso que le vamos a dar es para la piel, este jabón resulta ideal para pieles con tendencia también grasa.
Hecho con aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, NaOH, leche de coco, cacao (para dar color) y fragancia natural.
Es ideal para todas las pieles, pero puede indicarse especialmente para las pieles maduras o grasas.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g leche de coco congelada
Cacao en polvo para darle color

Jabón de cerveza

Uno de los favoritos, tanto por su cremosidad como por la espuma tan suave que produce.

La cerveza es rica en vitaminas; especialmente en vitamina B, que nutre e hidrata nuestra piel ayudando a luchar contra la sequedad de ésta. También contiene potasio, fósforo, minerales y aminoácidos. Desde la antigüedad la cerveza ha sido utilizada por las mujeres como remedio cosmético para rejuvenecer la piel, darle la elasticidad y ayudar a prevenir las arrugas.
Ayuda a regenerar y humidificar la piel muy seca e irritada y a la vez posee propiedades depurativas, por lo cual este jabón también es apto para las pieles con exceso de grasa.
Además, la cerveza tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes, lo que reduce la secrección sebácea de la piel mejorando los síntomas de las pieles con acné.
El resultado es un jabón nutritivo, hidratante, que protege el pH de la piel y lucha contra el envejecimiento de ésta; muy espumoso y suave e ideal para cualquier tipo de piel: grasa, seca, madura y normal.
Aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, NaOH y cerveza. Nada más!!! (Sobreengrasado 8%)
100% natural!!
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g cerveza fría o congelada, previamente la habremos quitado el alcohol (hirviéndola) y la espuma (batiéndola)