Crema de peinar leave-in

Hola!!! Quiero compartir una receta de una crema de peinar leave in que formulé gracias a varias potingueras de la red, tras haber estudiado a fondo cada una de las fórmulas que ofrecían.

Esta crema es fantástica para pelos muy rizados como los míos, ya que los rizos producen un pelo muy seco.

En mi caso, tenía que ponerme la mascarilla para peinarme y dejármela puesta para que no se me resecase mucho el pelo, pero no acababa de secarse y me quedaba el pelo bastante raro.

Pero un buen día descubrí esta receta que ella misma publicó en Mendrulandia, y me lancé a probarla!!! Ahora no puedo dejar de usarla y me deja el pelo estupendo. Es muy hidratante, por lo que ayuda a que no se resequen las puntas y se puedan peinar mejor.

He modificado un poco a mi manera la receta original, dependiendo de los materiales que tenía disponible, pero en esencia es la misma.

  • Gel de lino 80%. Es muy hidratante y para los rizos es ideal. También se puede aplicar tal cual sobre las puntas para hidratarlas un poco más.
  • Glicerina 6%. Sirve para humectar y además dar cuerpo al cabello.
  • Aceite de ricino 3%. Fortalecedor, proporciona suavidad y un aspecto sano y brillante a nuestro cabello. Además, reduce y previene los daños que pueda sufrir.
  • Aceite de coco o monoï de Tahití 2,5%. Nutritivo y regenerador, pues tiene una alta capacidad de penetración y es muy afín con la fibra capilar; la rellena donde ha sido dañada, alisa las descamaciones y retiene su humedad. Resultado: cabello reparado, suave, sin enredos, hidratado y con más brillo. Además, protege y fortalece al cabello, pues evita que se rompa y se estropee con facilidad debido a agresiones externas.
  • Manteca de karité 2%. Es hidratante y regeneradora, ayuda a mantener las puntas bien nutridas. Otras veces uso manteca de mango, también puede utilizarse un 1% de ambas
  • Emulsionante (BTMS) 4%.
  • Conservante 2% (depende de la marca)
  • Aceites esenciales, aromas o fragancias 0.5%

Como veis, apenas lleva un 7.5% de aceites, pero es más que suficiente para nutrir el pelo sin apelmazarlo.

Como todo en este mundillo, no hay prácticamente nada expresamente “específico” para un tipo de piel/pelo u otros; pero sí hay ciertos materiales más adecuados para cada tipo.

Esta crema se puede usar en el pelo liso, aunque quizás no proporcione los mismos resultados. Dependerá sobre todo del nivel de sequedad que tenga el pelo y no tanto de su forma; pero como todo, cada persona es única y no a todos nos sirven las mismas cosas.

Pomada para cicatrices

Hola de nuevo. En esta ocasión os dejo con un nuevo producto… y es que este mundo es tan amplio que con unos cuantos aceites y plantas podemos hacer muchísimas combinaciones distintas.
Me pidieron una crema para cicatrices y tuve que afrontar el reto!! Después de mucho leer, investigar y preguntar decidí que era mejor una pomada o ungüento que una crema: la fase acuosa podría hidratar la cicatriz formando un tapón plaquetario o pus. Así que descarté mi idea de utilizar aloe vera en la fase acuosa de la crema y me decanté por una formulación solamente grasa. Quise poner varios aceites cicatrizantes y regenerantes, y este fue el resultado:
(en esta ocasión, todo en gramos)
6 rosa mosqueta
6 karité
6 argán
6 ricino
6 aguacate
6 almendras
12 oliva+hipérico
8.1 cera de abejas (15% del peso total de los aceites)
2 vitamina E
Aaee: 1 gota de bergamota, 2 de lavanda, 2 de árbol del té y 2 de incienso.
Si queréis usar aloe vera, mejor hacedlo cuando la pomada se haya absorbido bien y mucho antes de aplicártela (para que no se junten ambas sustancias).
No me voy sin antes recordar que esta pomada no debe ser aplicada si la piel se va a exponer al sol, pues la rosa mosqueta, el hipérico y la bergamota son fotosensibles. Esto quiere decir que si te da el sol pueden salirte manchas en esa zona.
Y por último, aconsejo aplicar la pomada unas 2-3 veces diarias para potenciar así los efectos y acelerar el proceso de cicatrización.
Y así quedó…
Ahora solo falta ser constante en su aplicación y esperar que dé resultado.