Jabón de café

El jabón de café posee propiedades estimulantes y desodorantes, lo que lo hacen ideal para esa ducha que te ayuda a empezar el día.
Contiene una gran cantidad de compuestos antioxidantes como el sílice o el zinc, que le aportan entonces brillo y suavidad a tu piel.
El sílice tiene la virtud de fortalecer los tejidos pues posee una acción beneficiosa sobre las fibras elásticas; y el zinc limpia, hidrata, refuerza y suaviza la epidermis, facilitando la absorción de la vitamina A.
El café tiene la capacidad de activar la circulación de la piel y tonificarla. Ayuda a eliminar grasas y toxinas como la celulitis, pero no será eficaz si no se combina con ejercicio físico
Lleva además unos deliciosos aceites esenciales de naranja, romero y eucalipto que ayudan a refrescar, desodorizar y reducir la celulitis.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g café congelado
Una cucharadita de café (no soluble) para añadir en la traza
Anuncios