Crema regeneradora de rosa mosqueta, argán, cáñamo y germen de trigo

Esta crema es ideal para pieles irritadas, sensibles, con rojeces…

  • Agua de azahar: hidratante, antiséptica, astringente y humectante. Calma las erupciones cutáneas y tonifica la piel.
  • Agua de hamamelis: alivia y ayuda a reducir las inflamaciones. Cierra los poros y alivia las hinchazón de ojos y ojeras, siendo a su vez astringente y antiséptica.
  • Agua de rosas: antiinflamatoria y descongestionante, constituye un hidrolato relajante, reafirmante, antibacteriano y cicatrizante que aporta vitaminas E y B.
  • Extracto de manzanilla: descongestionante, antiinflamatorio, calmante, relajante, estabilizador de la piel, suavizante, emoliente…. la manzanilla lo tiene todo!!
  • Rosa mosqueta: el ingrediente estrella, es el aceite regenerante por excelencia. Hidratante, regenerante y compuesto por ácidos grasos esenciales (omega 3, 6 y linoleico, que estimulan la síntesis de colágeno) y vitaminas A, C y E, poderosos antioxidantes naturales.
  • Argán: es un potente antiedad y regenerador. Nutre la piel en profundidad, penetrando hasta las capas más profundas sin obstruir los poros.
  • Cáñamo: posee un gran contenido de proteínas. Gran humectante y emoliente; actúa como calmante en erupciones, picores o inflamaciones y ayuda a crear una capa protectora de piel regenerada tras una irritación.
  • Germen de trigo: gran aporte de vitamina E, proteínas y minerales. Es ideal para revertir los daños en la piel y dejarla nueva. Mejora la circulación y es muy utilizado en eccemas o erupciones cutáneas.
  • Aceites esenciales de geranio, lavanda y naranja

Esra crema sólo puede usarse DE NOCHE, ya que el aceite de rosa mosqueta y el esencial de naranja son fotosensibles.

wp-1496862178971.

Eso es todo por hoy!! Queréis la receta? 😉

Mascarilla capilar de avena, quinoa y lino para cabello seco, débil o dañado

El cabello seco es un problema con el que es difícil lidiar, se puede volver un gran inconveniente si además se te forman nudos y tirones muy densos. Pero, afortunadamente, yo tengo a mi disposición muchos y muy buenos aceites e ingredientes que nos ayudan a hidratarlo y nutrirlo un poco mejor así que paso a enseñaros una mascarilla muy sencilla y útil para estos casos!! Es una mascarilla muy hidratante y que ayudará a suavizar el pelo. Os cuento primero los beneficios de cada ingrediente y después pasamos a receta y el paso a paso.

  • Avena. Aporta hidratación, suavidad y brillo hasta a los cabellos más apagados. Tiene la capacidad de fortalecer el cabello y nutrir en profundidad la fibra capilar. Es rica en proteínas, vitaminas y oligoelementos como el silicio y el potasio.
  • Quinoa. Es la mejor proteína que se podría encontrar para nuestro cabello!! Le aporta minerales como el fósforo, potasio y magnesio y contiene casi un 15% de aminoácidos. Proporciona una gran hidratación que es capaz de reparar las puntas estropeadas. Además, promueve el crecimiento del cabello, haciendo que este nazca más fuerte y sano.
  • Semillas de lino. Son ricas en ácidos grasos y constituyen la mayor fuente vegetal de ácidos grasos omega 3. Cuenta con cantidades significativas de vitaminas del grupo E y B: la vitamina E actúa como un antioxidante capaz de revertir los daños causados por el ambiente y estimula la regeneración; y por su parte, la vitamina B es buena para el sistema nervioso y circulatorio, por lo que la linaza es adecuada para cuidar de la salud de la piel y, especialmente, del cabello, al cual fortalece, nutre y lo deja brillante. Además, la linaza ayuda a hidratar el cabello, evitar la caída y favorecer su crecimiento.
  • Cebolla. La cebolla promueve el crecimiento del cabello haciendo que salga más sano ya que mejora la circulación sanguínea. Elimina hongos y bacterias que impiden el correcto crecimiento del cabello, aportándole fuerza y previniendo así su rotura. Además, nutre en profundidad y le da brillo al cabello. No te preocupes: su olor no se va a quedar fijado en tu pelo!!
  • Aceite de coco. Otorga mucha vitalidad que además ayuda a que el pelo nazca más sano y fuerte. Al ser más ligero que otros aceites, penetra en profundidad hasta la fibra capilar, aportando las proteínas necesarias para nutrirlo y repararlo.
  • opcional: vinagre o limón. Ambos ingredientes, al tener un pH tan ácido hacen que se cierre la fibra capilar, además de aportar brillo y suavidad al pelo. Al igual que ocurre con la cebolla, no va a quedarse su olor en el pelo.

 

Vamos con la receta y el paso a paso!!

500ml de agua

1 cucharada de copos de avena

1 cucharada de quinoa (yo le puse tricolor como verás en la foto, pero cualquiera vale)

1/2 cucharada de semillas de lino

1 cucharada de aceite de coco virgen bio

1/4 de cebolla mediana o pequeña

*opcional: un chorrito de vinagre o limón

  1. Calienta el agua hasta que llegue a hervir y después echa la avena, quinoa y lino. Apaga el fuego, añade la cebolla y deja reposar la mezcla 20 minutos. También puedes calentar el agua en el microondas y seguir el mismo proceso!!
  2. Una vez haya reposado, déjala enfriar hasta que esté tibia (pues las vamos a triturar y no queremos que nos salpique cuando esté hirviendo!). Antes de hacerlo, añádele la cucharada de aceite de coco y remueve.
  3. Tritura la mezcla y vuelve a calentarla o a meterla en el microondas. No hace falta que hierva pero asegúrate de que está bien caliente.
  4. Vuelve a dejarlo reposar y a continuación añade si quieres el chorro de vinagre o limón. img_20170605_144654.jpg
  5. Lo ideal es colarlo, no es necesario pero te recomiendo que lo hagas, ya que si no se quedarán todos los trocitos en tu pelo y en el peine. Eso sí, deberás armarte de paciencia!! Si quieres, puedes hacerlo cuando aún esté caliente para que los mucílagos de las semillas de lino no espesen demasiado y el colador pueda separar correctamente el líquido de los sólidos.
  6. Voilà!! Aplícalo en el cabello seco y deja actuar entre media y una hora (también puedes dejarlo menos tiempo, pero como mínimo 15 o 20 minutos).
  7. Lava tu pelo con normalidad, o si lo prefieres, puedes aplicar la mascarilla después del champú.
img_20170605_153204.jpg
(Se me han colado algunos grumitos porque el colador estaba roto)

Mirad qué textura tiene!!!

Si te sale demasiada cantidad, puedes guardarla en la nevera unos días y usarla de nuevo cuando vayas a lavarte el pelo. Notarás la diferencia con el paso del tiempo!

Ah..!! Y cuando cueles la mezcla, no tires los cereales!! Añade más agua y vuelve a calentarlo, te servirá para hacer más cantidad; recuerda que puedes conservarlo unos días en la nevera.

Puedes hacerla por ejemplo 1 vez al mes, o mes y medio, y utilizar toda la cantidad que te salga en varios lavados. Te encantarán los resultados!

Antes de terminar el post, me gustaría añadir que estos ingredientes también son excelentes para evitar la descamación del cuero cabelludo y ayuda a prevenir la aparición de caspa.

 

Animaos a probarla y contadme 🙂 Nos vemos!

Peligros de los SLS y SLES en productos comerciales de higiene

Hola! Hoy os quiero hablar acerca de los componentes nocivos que contienen los champús, geles y jabones comerciales.

Cuando leemos la lista de ingredientes de un producto de este tipo, uno de los primeros componentes con el que nos encontramos es el Sodium Laureth Sulfate o Sodium Lauryl Sulfate, dos compuestos muy similares. Se trata de dos sulfatos que, incluso en los productos marcados como “naturales” o “ecológicos”, podemos verlos entre los primeros de la lista. Vamos a ver lo que ocurre con cada uno de ellos…

SODIUM LAURYL SULFATE (SLS)

Es un agente espumante muy barato y eficaz, localizado en un 90% de los productos de cuidado personal como son los jabones, champús, pastas de dientes, etc. Se trata de un detergente industrial desengrasante que ataca la grasa, lo que hace que se limpie la piel, además de ayudar a la emulsión realizada con agua y grasas, componentes esenciales de todos estos productos. Pero lo que ocurre es que la piel humana tiene glándulas que van soltando poco a poco una pequeña cantidad de grasa sobre la piel para que ésta se mantenga impermeable, flexible, suave y tersa. El SLS elimina drásticamente esta capa de aceite natural, dejándola desprotegida y contribuyendo a la irritación y sequedad de la piel. También se puede producir el efecto rebote y aumentar la grasa a medio plazo. Existen muchos estudios que confirman la toxicidad y capacidad irritante sobre piel, mucosas y ojos. Sin embargo, y al contrario de lo que se ha hablado sobre el tema, no se han encontrado propiedades cancerígenas. Entre sus principales riesgos encontramos:

    • Irrita la pielEl SLS es utilizado en los laboratorios para irritar la piel de animales de experimentación y después en humanos; para así probar posteriormente la efectividad de otros productos calmantes sobre pieles irritada.
    • Puede llegar al torrente sanguíneo y perjudicar a ciertos órganos vitales. Al tener un peso molecular bajo puede ser fácilmente absorbido y llegar al torrente sanguíneo;  pudiendo almacenarse así en el corazón, hígado y cerebro, causando problemas en estas áreas. Además, el SLS podría producir problemas en el desarrollo ocular en niños; por otro lado, puede causar cataratas en adultos.
    • Causa disfunción de los sistemas biológicos de la piel. Al ser un limpiador cáustico, limpia por corrosión y corroe los folículos pilosos, deteriorando la capacidad para hacer crecer el cabello. El SLS hace que se seque la piel extrayendo los lípidos protectores de la superficie. Por tanto, no se puede regular la humedad y puede producir que la piel se escame e irrite.

SODIUM LAURETH SULFATE (SLES)

También es muy utilizado en los productos de limpieza personal, especialmente en los últimos años. Es muy parecido al SLS, pero éste es menos abrasivo y posee mejores propiedades espumantes; aunque sigue resultando irritante para piel y ojos. Pero a pesar de ser más suave, es más tóxico. Aunque ambos SLS y SLES se obtienen del coco; gracias a los procesos de fabricación, el SLES puede contaminarse con cantidades significativas de óxido de etileno y 1,4-dioxano. Ambos son componentes valorados comocarcinógenos humanos conocidos por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer. Además, el 1,4-dioxano no puede ser metabolizado por el hígado, por lo que una exposición repetida puede tener efectos acumulativos.

Estos compuestos tienen sustancias derivadas con propiedades similares, los cuales también conviene evitar:

  • Ammonium Lauryl Sulfate
  • Disodium Laureth Sulfosuccinate
  • Sodium Laureth Sulfate
  • Sodium Lauryl Sulfate
  • Sodium Laureth Sulfoacetate
  • Sodium Myreth Sulfate

Sin embargo, hay alternativas naturales y ecológicas, sin químicos ni tóxicos: todos los productos naturales que hacemos; tales como jabones, champús sólidos, etc…

Dentro de poco hablaremos del resto de componentes tóxicos 🙂

Fuentes:

http://blog.hsnstore.com/los-peligros-del-sodium-laureth-sulfate/

http://www.naturalsensia.com/blog/2013/02/por-que-son-peligrosos-el-lauryl-sulfato-sodico-y-el-laureth-sulfato-sodico/2/

http://www.ecologiaverde.com/afecta-sodium-laureth-sulfate/

¿Qué beneficios tienen los jabones naturales?

En las últimas décadas ha ido creciendo la venta de geles de ducha industriales. Estos geles, tal y como vimos en el post anterior, contienen sustancias que, a la larga, pueden ser nocivas para nuestra piel. Este tipo de ingredientes desengrasa la piel irritándola, lo que puede causar problemas en pieles sensibles. Vamos a pasar a ver las ventajas que tiene el uso de jabones naturales, tanto para la piel como para la economía personal y el medio ambiente:
1. El principal ingrediente de los geles comerciales es el Sodium Laureth/Lauryl Sulfate (SLS y SLES), los cuales son activos muy espumantes. Se encargan de desengrasar la piel, pero al eliminar la capa grasa natural de nuestra piel pueden irritarla y dañarla a largo plazo. Se ha demostrado también que el SLES puede ser un compuesto carcinógeno humano. Además, estos compuestos se usan para irritar la piel en animales vivos para después probar nuevos compuestos hidratantes sobre los mismos.
2. Los jabones naturales se realizan con grasas o aceites, normalmente de la mejor calidad, biológicos, ecológicos y extraídos mediante procesos mecánicos, nunca químicos. También se usa sosa cáustica en su elaboración; sin embargo, esta no es nociva puesto que durante el proceso, el hidróxido sódico se une a los ácidos grasos de los aceites, por tanto no volvemos a tener sosa y aceites por separado; sino que esta mezcla se convierte en jabón.
3. En la realización de los jabones industriales se les extrae la glicerina (que ayuda en la nutrición e hidratación de la piel) para usarla después en otros productos. Los jabones naturales poseen toda la glicerina que se obtiene al producirse la saponificación; el proceso mediante el cual las grasas se convierten en jabón.
4. Los jabones naturales hidratan y nutren la piel, sin eliminar la capa natural de grasa que la protege (como ocurre con los productos comerciales) y ayudando a regenerarla.
5. Todos los ingredientes utilizados en el proceso son de origen conocido, es decir, durante el proceso de elaboración se conocen todos los ingredientes que se están usando; sin sorpresas ni palabras impronunciables.
Además, se garantiza la máxima calidad de los ingredientes como de los productos resultantes.
6. No provocan alergias o irritaciones (a menos que haya problemas con alguno de los ingredientes utilizados: plantas, aceites, leches vegetales…)
7. Ayudan a combatir enfermedades cutáneas leves, como el acné, rosácea, eccemas, psoriasis, dermatitis, pieles atópicas, irritaciones…
8. Su fabricación es respetuosa con el medio ambiente, pues no llevan químicos, derivados del petróleo, fosfatos, siliconas, parabenes, etc…
9. Los jabones naturales (al igual que la cosmética natural) no se testan sobre animales; y en la mayoría de los casos, se usan ingredientes completamente veganos.
10. Comprar productos naturales y artesanos ayuda a repartir el dinero y no dárselo todo a grandes marcas, ayudando al pequeño negocio.

Espero que os haya gustado y podáis convenceros de los beneficios 🙂

Jabón de aloe vera

Este es uno de los jabones más tradicionales y conocidos. Se trata de un jabón formulado con aceites de oliva y coco y manteca de karité. Además, lleva una buena cantidad de aloe vera.
El aloe vera es un ingrediente excelente para cualquier tipo de piel. Es un importante regenerador celular que ayuda a combatir el envejecimiento de la piel, mejorando su aspecto y elasticidad.
Al poseer propiedades regenerativas, ayuda a cicatrizar heridas o quemaduras de la piel; por lo que lo hacen un excelente aliado para pieles maduras.
Además tiene propiedades antisépticas que ayudan a combatir el acné y a prevenir infecciones; por otro lado, sus cualidades astringentes ayudan a regular la grasa y a evitar los brillos de la piel; por tanto todos estos aspectos hacen de este jabón una maravillosa opción para pieles grasas y acnéicas.
Si queréis saber más sobre las maravillas del aloe vera, os recomiendo visitar este enlace de Aloe y salud, y en general el blog entero.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
167g agua
60g aloe vera en la traza

Jabón de pepino y arcilla verde

Hola!! Hoy os traigo un jabón nuevo que, además de nutrir e hidratar la piel en profundidad, el pepino y la arcilla verde le proporcionan más propiedades como las que veremos a continuación…
  • Pepino: es rico en vitaminas A, C y E y otros minerales; por lo que es una opción ideal para rehidratar y nutrir la piel, tanto por el paso del tiempo como por las agresiones externas. Hace que la piel se vuelva más tersa y es un estupendo astringente, emoliente, antiinflamatorio, antigrasa y refrescante. Por tanto, el pepino es tan bueno en pieles grasas y con acné (ayuda a cerrar los poros de la piel, impidiendo que entren microorganismos) que en pieles con arrugas y manchas, ya que ayuda a regenerar el colágeno y la elastina. Podríamos decir que el pepino es buenísimo para todo tipo de pieles.
  • Arcilla verde: es considerada una arcilla multiusos, adecuada para cualquier tipo de piel. Es purificante y antibacteriana, limpia la piel en profundidad y le brinda elasticidad a la piel. Contiene una gran cantidad de minerales y al ser tan purificante y desintoxicante, es muy eficaz en la piel grasa o mixta. Mejora el aspecto de la piel y ayuda a evitar la aparición de arrugas.

Por tanto este jabón es uno de mis favoritos 🙂

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g pepino triturado congelado (a la hora de triturarlo, es posible que necesites echarle un poco de agua)
2 cucharadas soperas de arcilla verde en la traza

Jabón de avena y miel

En los últimos años, la avena ha ido ganando popularidad y actualmente se le considera como una de los mejores remedios naturales para diversos problemas: eccema, psoriasis, acné, irritaciones…
Si junto a la avena le añadimos miel, el remedio natural y ancestral por excelencia, ¿qué obtenemos? Pues una maravilla de jabón como este.
Perfumado con aceite esencial de ylang-ylang; que es un excelente relajante y calmante, este jabón es la mejor opción para tratar pieles secas y con problemas.
La avena es eficaz desde el acné (eliminando células muertas e impurezas) hasta problemas de irritaciones gracias a su gran acción calmante. Es sobre todo ideal para pieles sensibles y resecas. Rica e proteínas, mantiene intacta la estructura celular. Tiene un gran efecto limpiador que ayuda a hidratar y suavizar la piel, a la vez que reduce las inflamaciones.
La miel es calmante, cicatrizante, humectante y nutritiva. Además posee propiedades antibacterianas, lo que ayuda a reducir el acné. Al ser desinfectante, ayuda a restablecer el equilibrio de la piel ante la aparición de pequeñas heridas o infecciones. Al ser humectante, atrae y retiene la humedad en la piel, por lo que hace que esta se mantenga joven, suave, luminosa y llena de vitalidad.
Estos dos ingredientes juntos aportan luminosidad, ayudan a limpiar los poros y a activar la renovación celular.
Al llevar aceite de oliva como todos mis jabones, es un perfecto antioxidante de la piel, con lo que ayuda a reducir las arrugas. Pronto haré una entrada en la que hable de los beneficios de los aceites base en los jabones.
602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
227g leche de avena congelada
1 cucharada de miel (pura, no de supermercado) en la traza

Crema de peinar leave-in

Hola!!! Quiero compartir una receta de una crema de peinar leave in que formulé gracias a varias potingueras de la red, tras haber estudiado a fondo cada una de las fórmulas que ofrecían.

Esta crema es fantástica para pelos muy rizados como los míos, ya que los rizos producen un pelo muy seco.

En mi caso, tenía que ponerme la mascarilla para peinarme y dejármela puesta para que no se me resecase mucho el pelo, pero no acababa de secarse y me quedaba el pelo bastante raro.

Pero un buen día descubrí esta receta que ella misma publicó en Mendrulandia, y me lancé a probarla!!! Ahora no puedo dejar de usarla y me deja el pelo estupendo. Es muy hidratante, por lo que ayuda a que no se resequen las puntas y se puedan peinar mejor.

He modificado un poco a mi manera la receta original, dependiendo de los materiales que tenía disponible, pero en esencia es la misma.

  • Gel de lino 80%. Es muy hidratante y para los rizos es ideal. También se puede aplicar tal cual sobre las puntas para hidratarlas un poco más.
  • Glicerina 6%. Sirve para humectar y además dar cuerpo al cabello.
  • Aceite de ricino 3%. Fortalecedor, proporciona suavidad y un aspecto sano y brillante a nuestro cabello. Además, reduce y previene los daños que pueda sufrir.
  • Aceite de coco o monoï de Tahití 2,5%. Nutritivo y regenerador, pues tiene una alta capacidad de penetración y es muy afín con la fibra capilar; la rellena donde ha sido dañada, alisa las descamaciones y retiene su humedad. Resultado: cabello reparado, suave, sin enredos, hidratado y con más brillo. Además, protege y fortalece al cabello, pues evita que se rompa y se estropee con facilidad debido a agresiones externas.
  • Manteca de karité 2%. Es hidratante y regeneradora, ayuda a mantener las puntas bien nutridas. Otras veces uso manteca de mango, también puede utilizarse un 1% de ambas
  • Emulsionante (BTMS) 4%.
  • Conservante 2% (depende de la marca)
  • Aceites esenciales, aromas o fragancias 0.5%

Como veis, apenas lleva un 7.5% de aceites, pero es más que suficiente para nutrir el pelo sin apelmazarlo.

Como todo en este mundillo, no hay prácticamente nada expresamente “específico” para un tipo de piel/pelo u otros; pero sí hay ciertos materiales más adecuados para cada tipo.

Esta crema se puede usar en el pelo liso, aunque quizás no proporcione los mismos resultados. Dependerá sobre todo del nivel de sequedad que tenga el pelo y no tanto de su forma; pero como todo, cada persona es única y no a todos nos sirven las mismas cosas.

Jabón de “glicerina”… ¿es posible?

Hola!! Hoy quería hablar de algo que tenía pendiente desde hace tiempo: los jabones de “glicerina”. Y es que me gustaría aclarar unos cuantos aspectos sobre el tema:
1. El jabón de glicerina es mejor, porque se hace sin sosa y por tanto es menos abrasivo. 
Nooo…!! Cualquier jabón (y digo jabón) necesita hacerse con un álcali, los cuales pueden ser sosa (NaOH), potasa (KOH) o ceniza. Sólo así vamos a conseguir un jabón de verdad (no estamos hablando ahora de detergentes ni similares). La glicerina (aunque ya está presente en las grasas, puesto que se componen de triglicéridos, que no son más que ácidos grasos y glicerol, es decir, glicerina) es un compuesto que surge al producirse la saponificación: el jabón queda por un lado y por otro queda la glicerina, como un subproducto (que no queda separado del jabón, sino incluido en él). Para saber más sobre la glicerina y su composición, pincha aquí. Industrialmente, en 1889 fue posible separar la glicerina del jabón mediante un lavado con sal, y es lo que se hace en la actualidad. Por tanto, comercialmente tenemos jabones sin glicerina, que es la encargada de humectar la piel; y la cual es vendida aparte para realizar otros productos cosméticos. Entre ellos, la base de glicerina para hacer jabones…….. o no??
2. La base de glicerina (melt & pour) sólo está hecha con glicerina y por eso es más suave y natural que un jabón de sosa.
Aquí es donde está el mayor error de todos. La glicerina es un subproducto del jabón, pero NO es jabón. Es un compuesto líquido hidratante, pero NO es jabón. Por tanto, no puede hacer espuma.

¿Y entonces, por qué los jabones con base de glicerina hacen espuma y lavan? La respuesta es muy sencilla… Las “bases de glicerina” llevan un poco de glicerina (15-20%), sí, para hidratar; pero principalmente se componen de detergentes, tensioactivos y agentes espumantes que se alejan mucho de ser naturalesPincha aquí para saber más. Además, los jaboneros sabemos lo que cuesta refundir un jabón; en cambio la base de “glicerina” se funde perfectamente… gracias a todos esos otros ingredientes que lleva.

Algunos de los ingredientes más comunes en una base de glicerina son los siguientes… Aqua, Glycerin, Sodium Stearate, Sorbitol, Sodium Laurate, Propylene Glycol, Sodium Laureth Sulfate, Sodium Chloride, Sodium Lauryl Sulfate, Stearic Acid, Lauric Acid, Pentasodium, Pentetate, Tetrasodium Etidronate.

Y como digo, de este tipo son la mayoría de bases de glicerina.

En cambio, hay otras bases que no llevan detergentes ni cosas raras, como esta de Stephenson disponible en cremas caseras shop o en de gran velada.

Por otro lado, sí es posible hacer jabón transparente sin todos esos aditivos: basta con hacerlo con alcohol, glicerina y azúcar, entre otros ingredientes naturales. Por ejemplo, os dejo dos enlaces:
Tutorial “La bombolla del Arc Iris”
Video-tutorial de Iñaki – La Despensa del Jabón

No os dejéis engañar!!!
Fuentes:

Jabón de cerveza y leche de cabra

Hola!! Tenía ganas de hacer un jabón especial, que fuese extra nutritivo, así que me puse a indagar y vi este modelo de jabón… Resulta ideal para pieles muy secas, desnutridas o descamadas por naturaleza o bien debido a agentes externos. Os dejo con las propiedades de esta maravilla!!
  • Cerveza. Aporta elasticidad y luminosidad, y una gran cantidad de minerales y vitaminas. Especialmente, contiene vitamina B, que ayuda a luchar contra la sequedad de la piel. Regenera y humidifica la piel, dejándola hidratada y nutrida.
  • Leche de cabra. Proporciona un jabón antiinflamatorio, antiarrugas, antibacteriano, suave, humectante profundo y antiacné. Pero lo que nos interesa es que la leche de cabra posee lípidos que hidratan la piel y previene la resequedad y el agrietamiento. Además, es rica en vitamina E. Ayuda, por tanto, a regenerar las células y a favorecer la hidratación de la piel.

Después le puse una fina línea de café para decorarlo 🙂

602g aceite de orujo de oliva
103g aceite de coco
33g manteca de karité
96g sosa cáustica >96% pureza
223g cerveza y leche de cabra a partes iguales, congeladas